Poder en la sangre. Diego Díaz Márquez

 

Poder en la sangre

 

Diego Díaz Márquez

 

Tu sangre que me cubre, protege mi corazón.

Tus venas abiertas, centro de salvación.

Mi fe puesta en la sangre del resucitado,

la sangre de poder del Rey glorificado.

La sangre que restaura, nos saca de la oscuridad,

de vivir para nosotros a su santidad.

Que nunca pierde poder es mi justificación,

le rindo mi vida ha sido mi decisión.

El cordero de Dios, su amor hemos visto.

¿Están lavados en la sangre de Cristo?

Quita vergüenza, pecado y terror del pasado.

El que clame el nombre de Jesucristo será salvado.

Publicado en: Cultura, Estatal, Internacional, Nacional, Portada, Regional, Sociedad