Verificentros, pobreza y educación mediocre. Eduardo Garibay Mares

Verificentros, pobreza y educación mediocre

 

En los estados y en la Ciudad de México las autoridades no concretan soluciones con base en un proyecto de nación

-

Verificentros, pobreza, y educación mediocre. Eduardo Garibay Mares : ENLACE PDF

-

Eduardo Garibay Mares

Publicado en Cambio de Michoacán

Enero 27 de 2006

 

Universitario Ejemplo de Actuales y Futuras Generaciones en la Universidad Michoacana. Por designación de la UMSNH

Universitario Ejemplo de Actuales y Futuras Generaciones en la Universidad Michoacana. Por designación de la UMSNH

Por el contexto vivido en Michoacán y en el país, cabe reflexionar lo ocurrido en sesión pública ordinaria donde diputados poblanos abordaron, entre otras, cuestiones inherentes al gobierno estatal en torno a verificentros, pobreza y educación mediocre, lo cual derivó en los ambiguos resultados oficiales que hoy se hacen costumbre, cuando con ser bueno analizar los problemas, lo malo es que en los estados y en el Distrito Federal las autoridades no concreten soluciones con base en un proyecto de nación.

Verificentros, carestía, corrupción

Fue el diputado del Partido del Trabajo, PT, quien expresó a los titulares de dependencias gubernamentales que los ciudadanos quieren saber qué se ha hecho acerca de la corrupción por certificados y hologramas en los verificentros, y por qué funcionan obsoletos sin modernizarse, respecto al transporte el público también pregunta por qué se permite que año tras año los transportistas suban el costo del pasaje, si las condiciones de muchas unidades son pésimas y la inseguridad de los usuarios es una constante, tanto por la poca sensibilidad de algunos operadores, como por su ineficiencia y falta de capacitación. Corrupción y anomalías que en opinión del diputado en general derivan: uno, de la insuficiencia de las políticas aplicadas; dos, de que los concesionarios gozan de privilegios; y tres, de que no se respeta la ley.

La respuesta oficial fue que la corrupción se combate con la cancelación de concesiones, ya sea que el Centro de Verificación Vehicular incumpla la norma o caiga en acciones corruptas, motivo por el cual ya se integran averiguaciones previas, en coordinación con la Procuraduría de Justicia; y que asimismo se esperan mejoras con la modernización del Programa de Verificación Vehicular, replanteado a través de la integración de 26 megacentros, con personas que acrediten viabilidad financiera y garanticen cumplir el programa, mismo que requiere apoyos mayores tanto para la verificación vehicular, como para inspeccionar la fiel función de los centros, por lo que de inmediato se asignaron dos patrullas de inspección, a las que se sumarán al menos otras diez unidades para tal fin.

Deficiencia educativa, desigualdad, pobreza

Tras rememorar que el gobernador pidió perdón, al aceptar que uno de los grandes contrastes del desarrollo estatal es la persistencia de la pobreza en algunas regiones, por lo difícil que resulta revertir esa dura realidad, el diputado del PT no consideró justo que la gente siga viviendo marginalidad y pobreza extrema, en tanto sólo recibe disculpas, en un estado que ocupa uno de los primeros lugares en el índice de desigualdad y en el cual las deficiencias educativas lo tienen en el deshonroso primer lugar de mediocridad.

Corolario

De lo anterior se colige que los centros de verificación vehicular se integran al cúmulo de entidades corruptibles a vigilar oficialmente empresas privadas que, por otra parte, con aval oficial medran a costa de la población, a la que sólo ofrecen empleos de salarios mínimos, en calidad de empleados impedidos de derechos constitucionales, igual que en la mayoría de empresas privadas, y a diferencia de otros trabajadores que sindicalizados luchan a favor de mejores condiciones laborales y prestaciones de ley.

Respecto al alza del costo del transporte público, es obvio que para el gobierno es un mero cuestionamiento recurrente, puesto que cada año los transportistas pugnan por aumentar el costo del pasaje, y lo logran, como solución a la rentabilidad que requieren como empresa, en medio de una saturación enorme del parque vehicular, oficial y descaradamente admitida ante los citados legisladores, misma que es causa de la no rentabilidad. Un exceso de unidades de transporte público regularizado para ejercer tal servicio, que se agrava con los que circulan en forma irregular, esto es, una saturación propiciada por la caótica emisión de concesiones, que finalmente repercute en daño a los usuarios.

Descaro que igual presume programas de apoyo a proyectos, como el Programa de Empleo Temporal, con que oficialmente se ufanan de generar oportunidades de empleo e ingreso, en el medio rural y urbano marginado, desarrollando infraestructura social y productiva a través de obras de impacto comunitario, lo cual permitió crear quince mil 251 empleos «temporales», sólo por un periodo de tres meses, lo cual no obsta para que se haga alarde de que con recursos estatales y federales se benefició directa e indirectamente a 145 mil 379 habitantes, aunque «temporalmente».

Empleos de hambre y programas de sobrevivencia con los que gobiernos de todos los niveles evitan enfrentar su deber de revisar a fondo políticas para superar la pobreza, y erradicar la discriminación y desigualdad social, echados a dormir en costosos laureles publicitarios acerca de programas como Progresa, hoy Oportunidades, que al mutar su calidad de emergentes a política toral del Estado mexicano, se convierten en fábula oficial con que se pretende garantizar el empleo, la alimentación, la educación y la salud a marginados sectores de población mayoritarios, esto es, programas que la mayoría de titulares de los tres órdenes del gobierno han convertido en simulación de bienestar social, misma que es desmentida por la creciente e imparable migración de pobladores de comunidades rurales, suburbanas y urbanas, tanto a los cinturones de miseria de las urbes más desarrolladas de México, como al vecino país del norte, aunque en ello les vaya la vida.

Por lo que atañe a la mediocridad de la educación, igual fluye fácil la argucia oficial de justificarse en la falta de recursos económicos para infraestructura, salarios y contratación de docentes y otros empleados, es decir, autoridades gubernamentales de la entidad que así culpan a las de la Federación, y viceversa, en tanto las deficiencias del proceso enseñanza aprendizaje dañan irremisiblemente a una generación tras otra de mexicanos.

Sin ambigüedades, malo es que todo quede en mera controversia al interior del recinto legislativo, y también que en lo económico, político y social la crisis en México prevalezca creciente, cual se deja ver por el estudio del debate ocurrido en el Congreso del Estado de Puebla, el 24 de enero de 2005, según consigna la versión estenográfica del diario de debates de la LVI Legislatura poblana. Empero, peor será cuando por no enmendar el camino información similar emane de instituciones de gobierno de nuestro estado de Michoacán de Ocampo. Ni más ni menos.

 

El gobernador pidió perdón, al aceptar que uno de los grandes contrastes del desarrollo estatal es la persistencia de la pobreza en algunas regiones, por lo difícil que resulta revertir esa dura realidad

-

-

-

 

 

 

 

Publicado en: Estatal, Internacional, Nacional, Opinión, Política, Portada, Regional, Sociedad