José Garibay Romero y la historia en su 52 Aniversario Luctuoso. Eduardo Garibay Mares

José Garibay Romero y la historia en su 52 Aniversario Luctuoso

José Garibay Romero y la historia en su 52 Aniversario Luctuoso. Eduardo Garibay Mares : ENLACE PDF

Eduardo Garibay Mares

garibaymarese@yahoo.com.mx

www.prensalibremexicana

Junio 15 de 2016

 

Eduardo Garibay Mares, precursor nacional de la vinculación de universitarios con la comunidad, al fundar en la Universidad Michoacana el COSSFOM en 1972 y el CEEHAS en 1997, organismos de labor social altruista que aplican la teoría a la práctica, desde los primeros grados de estudio, con asesoría docente, en beneficio recíproco de la formación profesional del estudiantado y de la sociedad.

La rememoración perenne de José Garibay Romero, luchador de la razón y la justicia social, vive en la historia de México que en su LII Aniversario Luctuoso ejemplifica, en este 2016, la memoria inmortal del documento que en su vital ciclo genera el aporte de la investigación histórica a la humanidad, como es el caso del evento cuando el 19 de enero de 2012 la obra de investigación histórica Los de la Confederación. Cómo se formó en Michoacán el sistema político que duró 60 años, escrita por Jorge Gabriel Hernández Soria, fue presentada por Jaime Hernández Díaz, Arturo Chávez Carmona y Carmen del Pilar Ortega, en el Museo del Estado de la ciudad de Morelia, Michoacán.

JJose Garibay Romero. CRMDT 1938. FOTO-Archivo Histórico José Garibay Romero, AHJGR

Al centro, José Garibay Romero, Secretario General de la Confederación Revolucionaria Michoacana del Trabajo, CRMDT, en 1937-1938, con sus compañeros secretarios en el comité confederal. FOTO / Archivo Histórico José Garibay Romero, AHJGR.

El libro está dividido en los capítulos: Primero, La Confederación; segundo, Los precursores Nicolás Ballesteros, Juan Ascencio Abundis y Enrique Soria Flores; tercero, Los organizadores Jesús Ramírez Mendoza, Antonio Mayés Navarro, Alfonso Soria Flores y Jesús Rico Pérez; cuarto, Los dirigentes Alberto Coria Cano, Diego Hernández Topete, José Solórzano Ruiz, Pedro López de la Cruz, Elías Miranda Granados, José María Cano y José Garibay Romero, de quien se reproduce a continuación parte de la semblanza biográfica publicada en las páginas 98, 99 y 100; y quinto, Las mujeres en la lucha.

Previamente a la obra Los de la Confederación, Hernández Soria había publicado el artículo “José Garibay Romero, michoacano nacido en Chavinda. Líder de la Confederación Revolucionaria Michoacana del Trabajo, antecesora de la CNC”, el 17 de septiembre de 2007 en el periódico Prensa Libre, investigación histórica en la que culmina la semblanza biográfica de Garibay Romero al narrar que casado con Esther Mares Salcedo en el año 1930, tuvieron seis hijas y tres hijos: Esperanza, Rosa, Camilo, Ma. del Carmen, José Ángel, Consuelo, Esther, Eduardo, y Ma. Cristina; que su esposa Esther falleció el 10 de enero de 1949 y posteriormente contrajo nupcias con Ma. Consuelo Pérez Lundes, con quien tuvo dos hijos: Alberto Guillermo y Margarita Rocío.

José Garibay Romero

Jose Garibay Romero. (1908-1964). FOTO-AHJGR

Jose Garibay Romero. (1908-1964). FOTO-AHJGR

Fue el último dirigente estatal de la Confederación. Nació el 10 de mayo de 1908 en Chavinda, pueblo al inicio del Bajío Zamorano y cuya vida económica estaba marcada por la hacienda de Guaracha. Fueron sus padres Camilo Garibay Ríos y Francisca Romero Navarro. José Garibay vivió la niñez normal de un pueblo pequeño. Por su edad no participó en la Revolución. Cuando falleció su padre, a los 4 años el niño pasó al cuidado de un hermano de su padre, llamado también José Garibay. El niño pronto entró a ayudar a su tío en una tienda miscelánea que tenía en la misma población.

José siempre tuvo cercanía a la religión católica. Participaba en la vida parroquial y estuvo colaborando con el cura de lugar quien le enseñó a leer y escribir. Con esa habilidad se le requería en la tienda como lector y redactor de cartas y comunicados personales y oficiales. Con buena letra y carácter metódico pronto empezó a ganar unos centavos por esas tareas complementarias a las del mostrador del establecimiento que, como se usaba entonces, vendía de todo: comestibles, aperos de labranza, ropa, papelería, mercería. En cierto momento, durante la visita a la región que hizo el Gobernador Lázaro Cárdenas, en que algunos de los peones de Guaracha iban a elaborar un oficio respaldando la solicitud de tierras, Garibay fue requerido para escribir el ocurso. El documento redactado gustó al General quien mandó llamar al joven y lo invitó a participar en la organización de campesinos y obreros que por entonces se estaba formando en el estado. Fue así como se involucró con el movimiento agrario que tendría en el enfrentamiento entre la “seda” Guaracha y la “hilacha” de los agraristas una importancia trascendental regional. Fue esta una situación muy especial pues la gran mayoría de los peones no querían solicitar las tierras de la inmensa hacienda. Tocó a los líderes confederales convencerlos y, con el tiempo, obtener las dotación de tierras a los Ejidos de Chavinda, Guarachita, Pajacuarán, Totolán, Jiquilpan, Venustiano Carranza y otros.

De manera natural, Garibay pasó a formar parte de la Confederación Revolucionaria Michoacana del Trabajo. Se convirtió en Secretario del Ayuntamiento y posteriormente Presidente Municipal de Chavinda. Fue electo diputado local y con ese carácter se convirtió en Secretario General de la CRMDT durante 1936. En ese año debió hacer frente a la división interna que venía arrastrando la organización desde hacía dos años, a partir del conflicto de autoridades que se dio entre el fundador, Lázaro Cárdenas del Río, con el Gobernador Benigno Serrato, para entonces ya desaparecido.

Sus compañeros secretarios en el comité confederal fueron: en Industria, Emigdio Ruiz Béjar; Comunidades Agrarias, Pablo Rangel Reyes; Sindicalización, Pablo Salazar; Educación Socialista, Profr. Francisco Fabián; Cooperativismo, Vicente Villa; y en Tesorería y Estadística, Jesús Montenegro. Como Presidente Confederal impulsó la impresión del periódico titulado Frente Único. El Director era Raúl Arreola Cortés y su Jefe de Redacción Alfonso Soria.

En el periodo de Garibay, la CRMDT se constituyó como parte fundadora de la Confederación Nacional Campesina. Se formó en Michoacán la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos. El primer dirigente cenecista en el estado fue Pablo Rangel, miembro del Comité Confederal en funciones. A él le tocó llevar la representación estatal al evento de unificación campesina nacional el 28 de agosto de 1938. La Confederación, a través de Garibay, reconoció a la Liga como su legítima sucesora e hizo entrega a ésta, de la “Casa del Obrero y Campesino” en el conjunto de San Francisco. De los confederados del sector obrero, la mayoría se encuadraron en la Central de Trabajadores de México, cuyo primer dirigente estatal fue Roberto Chávez, y el resto en otras centrales.

Garibay, por su `parte, continuó activo en la política y participó apoyando al General Dámaso Cárdenas en su primer intento por obtener la gubernatura constitucional de Michoacán. Trabajó como pagador y después como Tesorero de la Junta Local de Caminos.

Fue Senador Suplente y en 1944 resultó electo Diputado Federal por el 6º Distrito de Apatzingán. Durante la campaña henriquista permaneció en el PRI. En el periodo gubernativo de David Franco R. desempeño el cargo de Tesorero General del Estado.

Compró una superficie de tierra al Sureste de Morelia y allí emprendió una pequeña granja. La nombró “La Campiña” y en ella aplicó su personalidad ordenada y laboriosa. Se convirtió en un próspero negocio en crecimiento, con anexos en otros lugares de Morelia. Criaba puercos, vacas y producía huevo, siendo una entidad autosuficiente. En esas labores lo sorprendió la muerte cuando estaba en plenitud de facultades y entusiasmo. Falleció en 1964 y fue enterrado en el Panteón Civil de Morelia.

Publicado en: Educación, Estatal, Nacional, Noticias, Opinión, Política, Portada, Regional, Sociedad