Ley Orgánica de la Universidad Michoacana con certidumbre jurídica y respeto a derechos del alumnado. Eduardo Garibay Mares. 2015

Ley Orgánica de la Universidad Michoacana con certidumbre jurídica y respeto a derechos del alumnado

 

Eduardo Garibay Mares

www.prensalibremexicana.com

Julio 28 de 2015

EPrimero fue en el “Foro de análisis, revisión, discusión y reflexión de la legislación universitaria vigente”, efectuado en mayo de 1998 por convocatoria del secretario general del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana, SPUM, doctor Román Soria Baltazar; y después fue en el “Foro de análisis, discusión y alternativas sobre la reforma universitaria”, realizado en abril de 2002 por el Movimiento Democracia Nicolaita, donde correspondientemente participé con la presentación y exposición de mi propuesta al respecto, que igual presenté en un tercer foro llamado “Reforma universitaria, unidad, integración y cambio”, convocado por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, UMSNH, y que se llevó a cabo del 28 al 30 de junio de 2005.

ELo distinto en el tercer evento fue que mi propuesta, sustentada en el trabajo Ley Orgánica de la UMSNH con certidumbre jurídica y respeto de derechos constitucionales del alumnado, fue escuchada por el rector de la Universidad Michoacana, cargo desempeñado entonces por el maestro Jaime Hernández Díaz, que entre los asistentes estuvo en la segunda fila, lo cual me dio aliento en esa tercera ocasión, cuando otra de las diferencias la constituyó mi propósito utópico de lograr MovimientoDemocraciaNicolaita 2002atención y respuesta institucional, donde por escrito se me indicara qué puntos de los que abordé serían incorporados en la susodicha reforma, si así ocurría, y, de no ser considerados para la misma, se me explicara por qué no, puesto que la universidad agonizaba ya en el caos y era de esperar que los trabajos presentados redundasen, finalmente, en correspondiente beneficio de estudiantes, profesores y empleados de la Casa de Hidalgo, y a favor de la excelencia de la misma, por el bien de Michoacán y del país.

ELabor altruista por la excelencia educativa y vinculación de la Universidad Michoacana con la comunidad, a partir de 1972

Es por eso que en este 2015, como desde que inicié el desarrollo de mi propuesta educativa en 1972, reitero mis planteamientos con la experiencia que me dan los más de 40 años años de trabajar por la superación técnica, académica y profesional, a partir de que fundé el Comité de Servicio Social de la Facultad de Odontología en Michoacán, COSSFOM, cuya Propuesta de Capacitación Educativa para la Asistencia Nacional asimismo conllevó a que en 1997 fundase el Comité de Egresados y Estudiantes de Historia para la Asistencia Social, CEEHAS.

Tercera y última llamada

A los denostadores de la comunidad estudiantil advierto que es irresponsable argüir que es sólo el exceso de matrícula lo que frena a la universidad, cuando a la imprecisión y lagunas normativas se suma el caos institucional que impide lograr la excelencia, como lo ejemplifica el que al iniciarse los cursos, las listas de asistencia de cada asignatura no estén a disposición de los profesores en los planteles, como manda el artículo 13 del Reglamento General de Inscripciones, lo cual, al no cumplirse puntualmente, perjudica al alumnado, de manera especial a estudiantes que cursan con planes de estudio por semestre, toda vez que el problema se les duplica, en comparación con los que cursan ciclos anuales.

Así las cosas, es obvio que los educandos cursan planes de estudio, anuales o semestrales, en circunstancias desbordadas del marco legal, contra lo que el citado artículo manda en cuanto a que “Al terminar los exámenes de un año lectivo, los alumnos que continúen sus estudios en el mismo plantel podrán solicitar en el Departamento Escolar su reinscripción”, ya que tal reinscripción suele ocurrir cuando los universitarios ya están cursando el nuevo ciclo escolar y, peor aún, cuando todavía están presentando exámenes ordinarios, extraordinarios y/o de regularización, lo cual no sólo dificulta que los educandos logren la excelencia en su aprovechamiento, sino que es una ilegalidad que igual constituye una falta institucional que viola sus derechos.

Es en medio de tal ineficacia e ineficiencia oficiales que el discípulo debe formarse, sin sucumbir ante difíciles secuencias de planes de estudio anuales, que son peores en los semestrales, con lo que se le priva tanto de vacaciones con su familia, como de la óptima formación a que tiene derecho, debido a que los ciclos escolares se empalman hasta desarrollarse, de manera simultánea, la terminación de uno y el inicio de otro.

Inexistencia jurídica de la Dirección de Control Escolar

Empero, no obstante señalarlo desde el foro de 1998, nada se ha hecho tampoco respecto a la inexistencia jurídica de la hoy Dirección de Control Escolar, ya que dentro del marco legal vigente sólo está reconocido el Departamento Escolar, que ya no existe como tal, como tampoco en escuelas y facultades se ha acabado con la desorganización que es causa de que el aprovechamiento del estudiante, durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, se lleve a cabo en medio de un desorden que impide la óptima formación a que tiene derecho, en medio del desfase que igual pone en riesgo la legitimidad de estudios de tal forma realizados, como lo ejemplifica el caso extremo a que se ha llegado en la Facultad de Medicina Dr. Ignacio Chávez.

Lo grave es que al no figurar dicha Dirección de Control Escolar, ni su titular, entre autoridades que la legislación vigente reconoce, es obvio que el cambio e incremento de funciones y atribuciones han hecho que su respectivo desempeño y competencia se den al margen del marco jurídico e igual pudiese poner en entredicho, ante instituciones de educación nacionales y extranjeras, la respectiva legitimidad del aval oficial de certificados de estudios y de títulos profesionales.

Conclusiones

- Reiteración al Rector de la Universidad Michoacana la disposición solidaria de apoyar en lo concerniente, a fin de rescatar a nuestra Máxima Casa de Estudios de la creciente crisis que la lleva a la extinción; e igual

E- Confirmar lo necesario de que en la reforma se integre la propuesta desarrollada a partir de 1997 por el Comité de Egresados y Estudiantes de Historia para la Asistencia Social, CEEHAS, misma que el maestro Jaime Hernández Díaz conoció desde los inicios del CEEHAS, cuando fungió como director del Instituto Michoacano de Cultura, al encomendarle el Titular del Poder Ejecutivo estatal Víctor Manuel Tinoco Rubí la atención y apoyo al organismo nicolaita, mismo que presentó su propuesta sustentada a su vez en la labor social profesional iniciada en la Universidad Michoacana en el año 1972 por el Comité de Servicio Social de la Facultad de Odontología en Michoacán, COSSFOM, cuyo programa odontológico fue reconocido de inmediato por el presidente de la Federación Dental Internacional Harold Hillenbrand, para ser aplicado con éxito en otros países, esto es, un año antes de que fuese fundada la hoy Facultad de Historia, donde el señor rector y yo estudiamos en respectivos tiempos.

La ocasión es propicia para manifestar ante la Opinión Pública que no formo parte, en lo absoluto, de la estructura oficial y/o administrativa de la Universidad Michoacana, por la que desde 1972 he trabajado, respectivamente, primero con el COSSFOM y luego con el CEEHAS, y por las que trabajaré hasta expirar el último aliento de mi vida, sin condiciones y poniendo siempre en alto su nombre en ámbitos nacional e internacional, dado que soy michoacano y mexicano libre por nacimiento, nicolaita por derecho, insurgente por convicción, independiente por capacidad personal y comprometido con mi Aula Máter por decisión propia.

________________________________

Fuentes hemerográficas

* Garibay Mares, Eduardo, “Reforma universitaria I”, en Cambio de Michoacán, julio 15 de 2005.

* Garibay Mares, Eduardo, “Creatividad por amor al arte y educación por el bien común”, en Prensa Libre, noviembre de 2014.

 

 

Publicado en: Educación, Estatal, Nacional, Noticias, Opinión, Portada