Morelos tomó el fuerte de San Diego, último reducto virreinal en Acapulco

Sentimientos de la Nación, 1813 Constitución de Apatzingán, 1814 Estado de Morelos, 1869

 

Memoria histórica de aporte al presente

y de proyección al óptimo porvenir de México

 

Hermanamiento José María Morelos y Pavón

Asociación de Prensa y Fotógrafos de Jacona, A. C., APREFOJAC – Asociación de Periodistas y Comunicadores de Morelos, APECOMOR

 

E

 

Morelos tomó el fuerte de San Diego, último reducto virreinal en Acapulco

 

Eduardo Garibay Mares

Prensa Libre

Jacona, Michoacán. No. 861. Lunes 5 de agosto de 2013

Página 2

 

Sitiadas por el Ejército del Sur del general José María Morelos y Pavón, el 20 de agosto de 1813 las fuerzas virreinales que al mando del coronel Pedro Vélez defendían el fuerte de San Diego, en Acapulco, se rindieron tras pedirle desde dos días antes a Morelos que les permitiese una capitulación honrosa.

El coronel Vélez le entregó al independentista mariscal Hermenegildo Galeana las llaves de la fortaleza, donde tenían cerca de 90 piezas de artillería, 500 fusiles y un inmenso acopio de municiones.

Previo juramento de no volver a tomar las armas contra la independencia, Morelos cumplió cabalmente la capitulación ya que además de permitir a los españoles irse a donde quisieran, y a los mexicanos ir a países no ocupados por los realistas, se les dejaron a todos los medios necesarios para el viaje, y se escoltó a los hispanos hasta la orilla izquierda de Mexcala.

Al presentarse el general Morelos en la fortaleza tomada, el coronel Vélez le manifestó que tenía el honor de entregarle el bastón de mando con el que había gobernado el fuerte, y que sólo sentía que para conquistarlo se hubiera derramado tanta sangre. A esas palabras Morelos le respondió que por él no se había derramado ni una gota; lo cual era cierto, ya que el fuego de artillería de los independentistas no había causado la muerte de ninguno de los defensores de la fortificación, protegidos como habían estado por sus sólidas murallas.

Terminada la entrega del fortín, sentado a la mesa acompañado de sus oficiales y de los jefes realistas que se habían rendido, por lo que para mitigar la obvia tristeza de los vencidos, al brindar por España dijo: ¡Viva España, pero España hermana y no dominadora de América!

Misión cumplida

Así culminó la campaña bélica de Morelos para tomar Acapulco, misión que le había encomendado el teniente general Miguel Hidalgo y Costilla al encontrarse con él en Charo e Indaparapeo el 20 de octubre de 1810, cuando en vez de nombrarlo capellán de su ejército como se lo solicitaba Morelos, lo nombró lugarteniente y le encomendó crear un ejército para avanzar militarmente y propagar las ideas independentistas al sur del país, al tiempo que levantara tropas, embargara bienes de españoles para gastos bélicos, y organizara el gobierno en cada población, a fin de también tomar Acapulco y controlar esa vía del comercio con Filipinas, igual perteneciente al dominio español.

 

 

Estandarte del Generalísimo José María Morelos y Pavón

 

Eduardo Garibay Mares

Prensa Libre

Jacona, Michoacán. No. 861. Lunes 5 de agosto de 2013

Página 2

 

Además de mantener sus banderas de lucha insurgente con la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, el Generalísimo José María Morelos y Pavón adoptó el 19 de Agosto de 1812, en Zitácuaro, como propia bandera independentista el estandarte de forma rectangular, en seda blanca, en el que al centro de un marco de sucesivos cuadros azul celeste y blancos, colores marianos asociados a la religión católica, luce un águila de perfil, coronada, con las alas extendidas y posada sobre un nopal, surgido éste de una estructura de tres arcos.

Debajo del águila la palabra Unum, que en el latín significa: Uno; e inscritas bajo cada arco, respectivamente, las letras V. V. M., abreviaturas de Viva la Virgen María; circundado todo ello por la frase en latín Oculis et Unguibus Aeque Victrix, que significa: Con Ojos y Garras Igualmente Vencedora. Bordada con hilos de seda negra, café, verde y dorada, mide 145 por 189 cm.

El estandarte de Morelos es representativo de la lucha por la patria y por la religión, igual amenazadas por la invasión francesa en España: pugnas imperialistas hispano-francesas que agravaron el descontento sumadas al creciente deterioro para la vida nacional mexicana, puesto que al sumarse a la decadencia del virreinato colonial, conllevaron a consolidar el estallido de la guerra insurgente iniciada al amanecer del 16 septiembre, cuando al toque de la campana el cura Miguel Hidalgo y Costilla convocó a la muchedumbre congregada en el atrio de la iglesia de Dolores, para que lo siguiera en la lucha insurgente, al grito libertario de ¡Viva México! ¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Muera el mal gobierno!

Mismo en el que al llegar a Atotonilco, Hidalgo tomó del santuario un óleo con la imagen de La Guadalupana, para así proseguir la lucha insurgente bajo la protección de la Virgen de Guadalupe, que se convirtió en la bandera inicial del movimiento emancipador.

Bandera por la independencia y la soberanía

Levantado por todo lo alto como distintivo de su ejército en la lucha al sur del país por la independencia y soberanía de México, el estandarte del Generalísimo Morelos es de las primeras banderas del movimiento independentista donde ya figura el águila sobre el nopal, elementos prehispánicos representativos de todo nativo de la nación mexicana, que se sustenta en simbolismos de culturas de imperios mesoamericanos, para los que el águila era un ave mítica que representaba al sol y la serpiente a la noche.

Así lo ejemplifican los casos del imperio purépecha cuyo dios Curacaveri tomaba la forma de águila, y de los mexicas venidos de Aztlán que durante siglos peregrinaron hasta encontrar, en 1325, un águila posada en un nopal en medio de una laguna: la señal anunciada por su dios Hutzilopochtli, sitio donde habrían de quedarse hasta fundar Tenochtitlán, sede del imperio azteca.

 

 

Crónica de Morelos. Agosto

 

Eduardo Garibay Mares

Prensa Libre

Jacona, Michoacán. No. 861. Lunes 5 de agosto de 2013

Página 2

 

Año 1770:

Día 14: Nació en la ciudad de México Mariano Matamoros, quien del ejercicio sacerdotal pasó a la lucha insurgente, donde a la par que Hermenegildo Galeana se distinguió como caudillo de la independencia, y fue considerado brazo fuerte de José María Morelos y Pavón.

Año 1810:

Día 30: Al mando de José María Morelos, el Ejército Insurgente del Sur ocupó el Puerto de Acapulco.

Año 1811:

Día 16: Luego de acudir desde Chilpancingo y triunfar al combatir en Tixtla en apoyo de Hermenegildo Galeana y Nicolás Bravo, ahí fortificados con sus tropas, el general José María Morelos entró vencedor al poblado, de cuyos alrededores huyeron los derrotados contingentes del ejército imperialista, encabezados por el general Fuentes y acompañados por el oidor Recacho, perseguidos por la caballería de Bravo y Galeana.

 

Historia en la enseñanza-aprendizaje escolar

 

Eduardo Garibay Mares

Secretario General de la APREFOJAC

Prensa Libre

Jacona, Michoacán. No. 861. Lunes 5 de agosto de 2013

Página 2

 

¿Por qué estudiar historia en las escuelas? Porque el conocimiento de la historia es imprescindible para explicar el estado actual de la vida social y de las instituciones públicas y privadas, con lo que se posibilita el aprovechamiento de las experiencias pasadas, a fin de mejorar el presente y prever la vida óptima del futuro: Ese es el plano académico de la historia, que a partir del programa federal de libros de texto gratuito para educación primaria, iniciado en 1959 y extendido luego de preescolar hasta secundaria.

Sin embargo, el afán político-ideológico de cada presidente de la República, y su respectivo arbitrio en el manejo de la Secretaría de Educación Pública, ha llegado a extremos que ejemplifica lo ocurrido el régimen de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, en que tal incidencia llegó a la aberración de que en 2009 no sólo se eliminaron de los libros de primaria parte de las matemáticas, sino que se le mutiló a la historia la etapa de la conquista, con lo que se puso a la Historia de México en vilo en el proceso enseñanza-aprendizaje.

Yerros a corregir y jamás repetir, puesto que el Estado mexicano está obligado a cumplir el deber de  en las aulas se enseñe y aprenda a cabalidad toda asignatura requiere en los respectivos niveles escolares la educación de excelencia, sustento de una sociedad responsable, y segura, que a su vez tenga opción de aplicar el saber en provecho del encauce, conducción y destino del país.

 

 

Periodistas por la fraternidad y el bien gremial, en Morelia. 2007

Agosto 4 de 2007: En Morelia, en el marco conmemorativo del XX Aniversario de Asociación Michoacana de Periodistas, A. C., AMIPAC, momento de la fraterna convivencia de periodistas por el bien gremial. Al frente, de izquierda a derecha: Roberto Piñón Olivas, Presidente de la Federación de Asociaciones de Periodisas Mexicanos, FAPERMEX; Teodoro Rentería Arróyave, Vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Cristina Estrada de Piñón; Silvia Villa de Rentería; Guadalupe Almeida de Durán; y Raúl Durán Cárdenas, Vicepresidente del Club Primera Plana. De pie, el entonces Presidente de la AMIPAC Eduardo Garibay Mares, anfitrión del evento en su domicilio. FOTO / Rafael Ochoa Hernández.

Publicado en: Nacional, Sentimientos de la Nación, 1813 - Constitución de Apatzingán, 1814 - Estado de Morelos, 1869