El más grande es el servidor. Reflexión dominical del Padre Pistolas. Domingo 23 de Noviembre de 2014

PReflexión dominical del Padre Pistolas

Domingo 23 de Noviembre de 2014

El más grande es el servidor

 

Alfredo Gallegos Lara. Padre Pistolas

Prensa Libre

Jacona, Michoacán. Noviembre de 2014. No.  894. Página 3

- Cuando peleaban los apóstoles por ocupar el primer lugar entre ellos, Cristo les dice: “El que quiera ser el más grande debe ser el servidor de todos”, ese es el ideal cristiano sobre la autoridad.

- Detalles de Cristo expresan su pensamiento, lavar los pies a los apóstoles, ocupar el último lugar en los banquetes, ayudar a los pobres, hablan de su forma de pensar.

- Cristo aunque no tenía palacios, cortes, guardias y riquezas sin embargo tenía otra riqueza, la humana, su presencia no es con corona y criados sino realmente en un reino de corazones porque hace presencia real en cada pobre, sencillo, criada, limosnero, pecador y toda clase de prójimo, mucho más profunda esa presencia, sin límite de tiempo o lugar hasta la vida eterna.

- Cristo rechaza esas relaciones abusivas del poder político y demás instituciones que prefieren la fuerza sobre la razón y el poder sobre el diálogo.

- Lo que debe prevalecer es la compasión del que alimenta al hambriento, viste al desnudo y visita al preso.

- No caben en este reino los que viven pendientes solamente de sus propias preocupaciones e intereses.

- No se trata solamente de repartir lo que sobra sino de acortar la brecha que separa a los ricos de los menesterosos, hay que repartir los bienes y el tiempo con los necesitados.

- Cristo aparte de rey es pastor y juez.

- Es un reino universal, sin distinción para todas las naciones.

- El juicio que hará Cristo es sobre el socorro de los hambrientos, los desnudos, enfermos y los encarcelados.

- Es un pastor que une a las ovejas y cabritos pero que también separa a buenos y malos.

- La palabra de Dios nunca tiene la finalidad de infundir miedo.

- Contra los reyes injustos y corruptos Cristo nos dice que él mismo apacentará a sus ovejas.

- Ahora por su triunfo, sobre la muerte Cristo estableció sobre nosotros su poder real que consiste en hacernos vivir y llevarnos a Dios.

- Cristo no nos condenará por asesinos, adúlteros y ladrones sino por no hacer el bien.

- En el ocaso de nuestra vida seremos juzgados en el amor a las demás.

- Cristo no fue candidato sino un rey seguro que reinará para siempre.

- Se trata de brindar una ayuda sencilla a los pobres a cambio de un premio eterno.

- San Pascuala, líbrame de una bala.

- San Timoteo, líbrame de un tiroteo.

- San Macario, líbrame de un sicario.

- San Antonieta, que no me quiten mi camioneta.

- San Andrés, líbrame de un secuestro exprés.

- San Pascual Bailón, líbrame de un levantón.

- San Federico, que no me quiebren el hocico.

- Santa Canuta, que no me saquen con La Tuta.

- Santa Juana de Arco, que no me confundan con narco.

- Santa Pomposa, que no acabe en una fosa.

- San Juan Vianey, que no choque con un buey.

- Santa Librada, que no me toque una granada y me lleve la tiznada.

Que Dios los bendiga.

Publicado en: Padre Pistolas